“El resentimiento con EEUU no está en la imaginación de los norcoreanos”

“El momento de la explosión se acerca rápidamente”. Corea del Norte ha emitido un comunicado a través de KCNA, su agencia oficial, anunciando el ataque y esa frase lo resume.

Por: Paolo Benza | Entrevista

Corea del Norte 7

Ramiro Escobar. Periodista especializado en temas internacionales y ambientales. Es licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad San Martín de Porres y tiene un diplomado en Comunicación y Medio Ambiente por la Universidad Pompeu de Fabra de Barcelona. Ha recorrido más de 35 países cubriendo eventos internacionales y ha escrito para Newsweek en español, El Nuevo Herald de Miami y el Semanario de México. Actualmente publica su columna semanal ‘Meditamundo’ en La República, donde trata los principales asuntos internacionales. 

Ha detallado, además, que utilizará “medios nucleares de alta tecnología más pequeños, ligeros y diversificados”. Ha anunciado una “operación sin piedad de sus fuerzas armadas revolucionarias” contra Estados Unidos y hasta ha invitado a aquel país, dado lo anterior, a “reflexionar sobre la actual situación”.

Pero Ramiro y yo aún ignoramos esa información. Conversamos al amparo de una verdosa tranquilidad en medio de la PUCP. Más de una década de análisis internacionales respaldan su siguiente hipótesis.

–No creo que sea tan estúpido para tirar la bomba atómica –me dice–, se van a la mierda.

Por un momento pienso que tal vez estén ahí, o muy cerca. Tras 35 años de dominación japonesa (1910 – 1945), seguidos de una guerra intestina propiciada por fuerzas externas (Guerra de Corea, 1950 – 1953) y una paz ficticia sostenida más de medio siglo por un armisticio entre dos porciones totalmente desiguales de una misma península, los norcoreanos no podrían estar muy lejos. De pronto, nos encontramos hablando de cuestiones religiosas, de niños y misiles.  Y yo comienzo a comprender.

¿Cuál era tu línea política en la adolescencia?

Era medio aprista, por mi papá. Voté por el APRA incluso hasta Alan García.

¿Tenías una fe ciega en el aprismo?

Estaba convencido, pero después, cuando entré a la San Martín, me desencanté.

¿Nunca has sentido un fervor casi religioso por un líder o una ideología?

No, eso no.

¿Por qué?

No me parece saludable, ni con el APRA. Además, obsérvalo ahora, es un partido mediocre, no hay gente pensante.

Te lo pregunto porque en esa época estaba en la escena Sendero Luminoso, cuyos militantes sí eran religiosamente fieles a su ideología y a su líder.

Eso sí. Alan se metió en problemas una vez porque dijo algo así como “debemos tener la mística que ellos tienen (refiriéndose a apristas y senderistas respectivamente)”. Es cierto que los senderistas tienen una mística ciega, casi religiosa. Si ves los textos de los terroristas, son como versículos.

¿Cuánto de eso tiene la especie de estalinismo nacionalista que caracteriza al sistema norcoreano?

Su régimen está basado en la filosofía Juche que es un mix entre budismo, socialismo y tradición cultural coreana. Tiene dos puntales muy importantes: el papel del ejército y la autosuficiencia. No conciben depender de otro país u otro pueblo. Un texto escrito por un intelectual norcoreano en el año 92, cuando hubo una nueva escaramuza entre las dos Coreas, dice: “para nosotros la independencia es más importante que nuestras vidas”. Kim-Il Sung, Kim Jong-Il y Kim Jong-Un son los íconos de esa filosofía, representan al gran guía. Incluso, el primero de ellos es llamado el presidente eterno, nunca muere. Sí, es una cuestión religiosa.

CDN1

Los coreanos del Norte lloran porque sus hermanos del Sur han sido ‘atrapados’ por el capitalismo. ¿Cómo se les puede haber presentado la cuestión de los sistemas económicos para que acepten el suyo aun con condiciones tan bajas de vida?

Hay que tener en cuenta algo: no siempre Corea del Norte ha estado en condiciones tan penosas. Hasta ha tenido momentos de cierta estabilidad o prosperidad.

Los gobiernos del Corea del Sur que ahora se presentan como democráticos han sido dictaduras hasta hace no mucho, regímenes políticos cerrados con economía abierta.

Bueno sí, pero al principio con el apoyo de la URSS.

Así es, como ocurrió con Cuba, pero cuando se cae el bloque comunista, tienen que empezar a lidiar con la autosuficiencia. Sin embargo, Corea del Norte tampoco es el malo de la película, también ha intentado negociar la reunificación, pero el gran problema era con qué sistema se quedaba el nuevo país. En China lograron el acuerdo de tener un país y dos sistemas: Hong Kong es capitalista y el resto es comunista. En Corea no se pudo llegar a eso. Otra de las cosas que intentó el Norte fue promover revoluciones populares en el Sur. Si bien no lo consiguió, lo intentó porque había ciertas condiciones que lo hacían posible. Es decir, los gobiernos del Sur que ahora se presentan como democráticos han sido dictaduras hasta hace no mucho, regímenes políticos cerrados con economía abierta.

Dictaduras de derecha…

De derecha y anticomunistas. Con el paso de los años eso ha dejado de ser así. Corea del Norte sí se quedó en ese esquema dictatorial, pero desde la izquierda.

¿Cuánto tiempo puede sostenerse un régimen así? ¿Hay mal que dure cien años?

No. Se pensaba que Alemania Oriental nunca iba a caer y al final cayó, lo mismo pasó con la URSS. Lo que ocurre acá es que el régimen norcoreano es bastante rígido y duro en eso; mantiene de manera muy férrea el culto a la personalidad, la adhesión al líder. En Youtube hay un vídeo de estudiantes norcoreanos en el que aparece un niño metiendo unos lápices de colegio en el lanzador de misiles. Y los lápices se vuelven misiles. Es una cosa que se cultiva desde la infancia.

Hay un vídeo de estudiantes norcoreanos en el que aparece un niño metiendo unos lápices de colegio en el lanzador de misiles. Y los lápices se vuelven misiles.

Quizás eso explique por qué el cuchicheo político que comúnmente termina por tumbarse a los regímenes autoritarios todavía no ha podido con el norcoreano.

Pienso que debe existir, pero no es suficiente como para tumbase al régimen porque el control es total. En 2009, Bill Clinton viajó a Corea del Norte, entre otras cosas, para rescatar a dos periodistas norteamericanas de origen chino que habían entrado clandestinamente a aquél país, habían sido descubiertas y estaban condenadas a doce años de trabajo forzado. Doce años. Lo que te quiero decir es que es un régimen aplastante y que es muy difícil que surja un movimiento que rompa ese esquema. Hace poco ha habido una reunión de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU en la cual se ha denunciado a Corea del Norte por tortura, no es un régimen limpio de ese tipo de prácticas. El castigo por conspiración no solo recae en el conspirador, sino también en su familia y asumo que hasta en el perro de la casa.

¿Por qué no podría ser, como se esperaba, Kim Jong-Un el pionero en traer tecnología y la modernidad al país?

Cuando él entró, fue el primero que autorizó la presentación de Mickey Mouse en televisión, por ejemplo. Pero esa imagen de aparente apertura no duró mucho. Ahora, más bien, parece que estamos ante el episodio en el cual quiere afirmarse en el poder. Siendo el aparato militar tan importante, la forma más fácil de afianzamiento para un líder joven e inexperto como él es una guerra. Sin embargo, también es una carta de riesgo. Tengo la impresión de que si en algún momento se cae el régimen norcoreano, va a ser por una acción militar más que popular.

KJU

¿De dónde ha salido Kim Jong-Un? Ni siquiera es el primogénito de su familia.

Es el tercero. Los dos primeros tuvieron problemas, según dicen, uno porque en un viaje fue descubierto dándose la gran vida con pasaporte falso y el otro porque tenía acusaciones de ser afeminado, si eso se puede llamar una acusación. Kim Jong-Un termina accediendo al poder siendo el menor y quizás eso explicaría su inexperiencia.

Los analistas internacionales comentan que esta sería una movida suya para chantajear al resto del mundo como hicieron su papá y su abuelo.

Esa hipótesis es bastante posible. ¿Qué es lo que puede hacer un régimen como este semi aislado, presionado por los poderes mundiales, por la propia ONU? Le está diciendo a quienes lo amenazan a él “ustedes me joden, pero yo también me puedo convertir en una amenaza, incluso nuclear”.

No creo que sea tan estúpido para tirar la bomba atómica, pero en la historia del mundo han ocurrido numerosas estupideces que uno no se imaginaba.

¿Tirar la bomba atómica sería un suicidio para Corea del Norte?

No creo que sea tan estúpido, pero en la historia del mundo han ocurrido numerosas estupideces que uno no se imaginaba. Concretamente, en Corea se quiso tirar una bomba atómica en el año 51, seis años después de la bomba de Hiroshima. Si Kim Jong-Un tiene un mínimo de sensatez, no va a hacerlo. Una guerra destruiría Corea del Norte. Sería un suicidio político, militar y hasta demográfico. Pero bueno, uno nunca sabe, cuando los líderes se meten por el laberinto de la violencia, llegas al punto en que sabes cómo empieza una guerra, pero no sabes cómo termina.

¿Cuán hondo es el legado de la dominación japonesa en la península?

Corea del Norte considera a los nipones como la potencia invasora, así como Estados Unidos es la potencia amenazante. Hay que ponerse un poco en la cabeza de los norcoreanos en este último punto, no creo que sea tan fácil para un régimen de ese corte tener frente a sus costas a los destructores de la potencia militar más grandes del mundo. Eso habría que entenderlo.

En realidad esto de unificar el odio de una nación es muy propio de los totalitarismos. ¿Cuánto necesita Corea del Norte de Estados Unidos para su propia gobernabilidad?

Los regímenes de este tipo siempre necesitan un enemigo al frente, es lo que pasa en Cuba y lo que pasaba con Chávez. En este caso, sin embargo, es un problema más agudo por una razón: Estados Unidos fue quien lideró el contraataque al Norte en la Guerra de Corea. Es el primer capítulo de la Guerra Fría. Son acciones armadas, el resentimiento no está en la imaginación de los norcoreanos. Murieron cerca de 3 millones de personas en esa guerra. A eso súmale el resentimiento que generó Bush hijo cuando los metió en el “Eje del Mal de países que apoyan al terrorismo”, junto a Irak e Irán, y luego Siria, Libia y Cuba. Una ‘pastrulada’ total que crispó aún más las relaciones. En esa época es que se afianza el programa nuclear.

Estados Unidos fue quien lideró el contraataque al Norte en la Guerra de Corea. El resentimiento no está en la imaginación de los norcoreanos. Murieron cerca de 3 millones de personas en esa guerra.

GDC

Los ejercicios militares conjuntos entre Estados Unidos y Corea del Sur se realizan cada año. ¿Por qué los siguen haciendo si siempre generan tensión con el Norte?

Lo que pasa es que Estados Unidos quiere tener influencia en la zona, porque es estratégica: está frente a Japón, al lado de China y Rusia. Parte de la filosofía hegemónica de EEUU consiste en tener bases militares en todo el mundo. Si descuidan la región, Rusia y China llenarían ese vacío.

¿Cómo justifica Estados Unidos su pedido de que otros se desarmen nuclearmente y no hacerlo él mismo?

El Tratado de No Proliferación Nuclear termina siendo injusto porque le da la concesión a las grandes potencias del Consejo de Seguridad de la ONU de tener armas nucleares pero se la prohíbe al resto de países. Es la hipocresía que responde a la lógica de poder en el mundo: el grandote se puede dar esos lujos, vetar resoluciones, tener armas atómicas, pero el país pobretón, problemático, no puede. Por supuesto que nadie debería tenerlas, las bombas atómicas son un peligro mundial, pero si realmente se está por desnuclearizar el mundo, que se acabe con todas las bombas atómicas, no solo con las del país que se considera amenazante para sus intereses.

Si gobierno de Rusia no es comunista, incluso es anticomunista, ¿por qué sigue respaldando a un país comunista estalinista como Corea del Norte?

La lógica del gobierno ruso es recuperar hegemonía. No importa si son de izquierda, de derecha, capitalistas o comunistas. Lo que a ellos les interesa es no perder influencia mundial. Putin ha apostado mucho por eso. En cierto modo, el reparto del mundo todavía está vigente, ya no por una cuestión ideológica, sino geopolítica. A Rusia le interesa Corea del Norte porque es un antiguo protegido que no quiere perder.

¿Corea del Norte se pasó de la raya con su retórica bélica y sus acciones simbólicas?

Sí, hace rato que se ha pasado de la raya. Está en una posición díscola con la comunidad mundial, no solo con Estados Unidos, se resiste a las inspecciones de la ONU y no cambia su política a pesar de que está sancionado. En este contexto prebélico, esa decisión de reabrir una central nuclear y decir que incluso tendría fines militares responde a ese discurso de agitación.

Hay un riesgo importante porque, a diferencia de lo que ocurría en Irak donde solo se presumía que había armas de destrucción masiva, en Corea del Norte sí las hay.

¿Cuál es el peor escenario que ves?

No creo que se desate la Tercera Guerra Mundial. La posibilidad de que se desate una guerra mundial es más difícil que antes porque la lógica es otra, hay globalización, la ONU tiene cierta influencia, hay un Consejo de Seguridad. Antes solo existía la Sociedad de Naciones que poco podía hacer. Sin embargo, hay un riesgo importante porque, a diferencia de lo que ocurría en Irak donde solo se presumía que había armas de destrucción masiva, en Corea del Norte sí las hay. No se sabe de qué dimensiones son, pero ha habido ensayos nucleares que incluso han hecho que China se les distancie.

¿Las usará?

No sabemos, pero no quiero imaginarme el momento en que alguien apriete el primer botón porque esa espiral es bien difícil de parar. Tiendo a creer que es un momento de bravata más intenso que las anteriores y puede ser que quede allí, que baje la tensión y vuelva al estado de semi tensión de antes. Pero aun así, el riesgo existe. Hay momentos en los cuales la violencia afiebra a los líderes políticos y los hace cometer literales estupideces que ponen en riesgo a su propio país y al resto del mundo.

Anuncios