Nueve películas compiten por el Óscar extranjero

La Academia de Hollywood dio a conocer su lista de nueve preseleccionadas a la categoría de Mejor Película Extranjera de los próximos premios Óscar. Amour, de Austria, se perfila como la gran favorita y No, de Chile, como la sorpresa para entrar como nominada en la ceremonia de febrero. Las Malas Intenciones, candidata peruana, se quedó fuera de la pre-selección. Las cinco nominadas finales se conocerán el 10 de enero.

Por: Fabrizio Ricalde Blume
Estas parecen ser firmes candidatas a lograr la nominación final

Estas parecen ser firmes candidatas a lograr la nominación final

La Academia de Hollywood (AMPAS) ha dado a conocer su lista de nueve películas que siguen en carrera por el premio Óscar a la mejor película de no habla inglesa, a lo que se le conoce como el corte pre-eliminar de entre las más de setenta películas que cada país afiliado envía como candidatas. Finalmente, el próximo 10 de enero, día en que se conocerán todas las nominadas en las diferentes categorías, se elegirán a cinco de las nueve para la votación final que elegirá a la ganadora de este año de entre las películas no filmadas en idioma anglosajón.

La lista de nueve no ha sido una sorpresa, pues se integra principalmente por las cuatro favoritas por su presencia en otros premios de crítica, público y prensa de Hollywood en las últimas semanas: Amour de Austria, A royal affair de Dinamarca, The intouchables de Francia y Kon-tiki de Noruega. De las restantes, una estaba dentro de los pronósticos pero no había logrado hasta ahora aparecer en la carrera: la película No de Chile. Finalmente, completan la lista: War Witch de Canadá, Beyond the Hills de Rumania, The Deep de Islandia y Sister de Suiza. Mucha pesa en esta categoría el peso de la compañía distribuidora de las películas en Estados Unidos.

Este premio trae una larga cola, pues se entrega desde 1947, siendo El Limpiabotas, del italiano Vittorio de Sica, la primera en recibirlo. En los años cincuenta solo hubo ganadoras italianas, francesas y japonesas. Los dos primeros países son los más nominados, con 30 y 38, y los más ganadores, con 13 y 12 premios, respectivamente, aunque la última ganadora italiana fue hace catorce años con La vida es bella y la última francesa fue Indochina, hace veinte.

Todavía lejos están España, Alemania y Japón, los siguientes en la lista de presencias, con no más de cuatro premios y veinte nominaciones para cada uno. La primera película de habla española en llevarse el premio fue Volver a empezar del español José Luis Garci y, tres años después, la primera sudamericana en conseguir la estatuilla fue La Historia Oficial del argentino Luis Puenzo.

Al menos Intouchables tiene la nominación casi segura. Las demás le pelearán el lugar

Al menos Intouchables tiene la nominación casi segura. Las demás le pelearán el lugar

A continuación, información sobre la sinopsis de cada película y un resumen de sus posibilidades de cara a la próxima ceremonia de los premios Óscar. 

Amour (Austria)

Crudo retrato de la vejez y de la muerte. Jean-Louis Trintignant y Emmanuelle Riva forman una pareja ya octogenaria, músicos retirados, que viven en París. Isabelle Huppert interpreta a la hija de ambos. El amor de la pareja será puesto a prueba en el momento en que ella sufre una grave parálisis. Para Carlos Boyero del Diario El País, es “una atractiva película que te deja abrumado, con el cuerpo y el espíritu revueltos, deseando que se acabe y volver a respirar en la calle. Cine sombrío, retorcido y perverso”.

Amour, dirigida por el franco-austriaco Michael Haneke, no solo es la gran favorita en esta categoría, sino también tiene posibilidades en categorías de interpretación y guión, incluso en mejor película, como señalan los pronósticos. Y es que todos los premios que ha conseguido no pueden ser vistos de reojo: Palma de Oro en Cannes, mejor película de la Academia Europea, mejor película extranjera en, hasta ahora, diez premios de críticos norteamericanos y nominación en la misma categoría a los Globos de Oro. Su presencia es abrumadora y pocos dudan que al director Haneke se le niegue el premio esta vez.

A Royal Affair (Dinamarca)

Las cortes del XVIII nunca fueron lugares recomendables. Para la joven Carolina Matilde, casada aún adolescente con el rey de Christian VII, es un reto vivir con un marido ciclotímico que propone al Consejo de Estado medidas como que su perro sea nombrado miembro honorario, o que se hagan circular carruajes vacíos por la noche de Copenhague para recoger a los borrachos que no encuentran el camino a casa. Carolina, así, se rinde a los encantos del médico personal del rey, el intelectual progresista Johann Friedrich Struensee. Struensee se verá dividido entre su lealtad al rey, su amor y su oportunidad de convertir una Dinamarca aún medieval en un país ilustrado.

Con menor presencia que la anterior,ha conseguido la nominación en esta categoría a los Globos de Oro y ese es un primer paso importante de cara a este premio. Ha obtenido una gran recepción de crítica y público y todo el apoyo de un país como Dinamarca, que tuvo en 1987 y 1988 dos vencedoras en esta categoría con El Festín de Babette y Pelle el conquistador, obras clásicas del cine mundial, y hace apenas dos años con En un mundo mejor. Para Carlos Boyero, A royal affair es “una excelente película de época y esta narrada con inteligencia, complejidad y sutileza, sin recurrir al melodrama ni al maniqueísmo facilón”.

Beyond the Hills (Rumania)

Cine basado en hechos reales religiosos. Después de haber vivido varios años en Alemania, Alina se reúne con una amiga en un aislado convento ortodoxo rumano. Su amistad se remonta a la época en que, siendo niñas, se conocieron en un orfanato. Alina pretende que su amiga vuelva con ella a Alemania, pero ésta se niega porque no sólo ha encontrado refugio en la fe, sino que las monjas constituyen su familia.

Hasta el momento estaba fuera de la carrera, solo con reconocimientos en festivales de cine europeos, como los premios por guión y mejor actriz en Cannes. No obstante, ha tenido una tibia recepción del público y crítica, como señala Boyero, pues “lo que cuenta el director Cristian Mungiu es intenso y trágico, pero también espeso y fatigosamente repetitivo. El problema es que su historia es demasiado larga y a partir de la primera hora se te hace eterna”. Aun así, se espera que Mungiu pueda conseguir la primera nominación para Rumania, luego que en el 2008 se quedara afuera de las cinco elegidas la ganadora de Cannes, 4 Months, 3 weeks and 2 days, también dirigida por él.

The Deep (Islandia)

Drama basado en hechos reales. En 1984, un barco de pescadores se hundió en Islandia, en un mar de condiciones letales. Nadie podría haber sobrevivido a esas temperaturas pero, inexplicablemente, hubo un hombre que sí lo hizo (y que fue proclamado héroe nacional al volver a tierra firme). En The Deep, el islandés Baltasar Kormákur narra esta historia evitando los lugares comunes de la típica película de “triunfo del espíritu humano”. Y uno de los recursos que utilizó para alejarse de ese artificio fue filmar sin pantallas verdes ni tanques de agua, sino en el mar, con olas de verdad.

Kormákur no ha estado todavía presente en la carrera, ni este año ni años anteriores, pero es un director que tiene a su favor haberse ganado un espacio en Hollywood con película norteamericanas como A Little Trip to Heaven, Inhale y Contraband, dirigiendo a actores como Forest Whitaker, Peter Coyote, Jeremy Renner, Diane Kruger, Rossana Arquette y Mark Walhberg -con este último alista una cinta llamada 2 Guns para el próximo año, donde también participa Denzel Washington-. Se sabe que las amistades son valiosas en Hollywood, y la película ya consiguió la distribución de Focus Features para conseguir mayor apoyo de público y crítica en el país. Tiene muchas opciones.

Kon-tiki (Noruega)

Otra película basada en hechos reales y también narra aventuras marinas. Kon-tiki cuenta la verdadera historia del explorador Thor Heyerdahl, que en 1947 cruzó el Atlántico en una balsa de madera. Su expedición fue desde Sudamérica hasta la Polinesia, pues sostenía que pobladores peruanos podrían haber llegado hasta la allí ya en tiempos precolombinos. Su propósito era demostrar la posibilidad de que el poblamiento del lugar al que arribaría se hubiese llevado a cabo por vía marítima en balsas idénticas a la suya y movidas solo por marea y viento. Junto a seis tripulantes, preparados para una travesía de más de cien días y siete mil kilómetros por el océano pacífico.

Kon-tiki es una ópera prima de un país que solo ha tenido cuatro nominaciones en su historia y ningún premio. Es decir, podría haber pasado ampliamente desapercibida en esta categoría. A pesar de ellos, ha sido nominada como mejor película extranjera para los Globos de Oro y eso, como ya sabemos, da un respaldo inmenso. Sin embargo, hay un hecho más que acompaña esta elección: en 1950, el propio explorador Thor Heyerdahl dirigió un documental sobre su travesía y recibió el Óscar al mejor documental ese año. Si la Academia ya se enamoró de la historia hace más de medio siglo, podría hacerlo de nuevo, esta vez con efectos especiales y high definition, y con el apoyo de la productora más influyente de la industria, The Weinstein Company.

The Intouchables (Francia)

Para variar, The Intouchables es una comedia basada en hechos reales que cuenta la historia de un tetrapléjico aristócrata llamado Philippe, quien contrata como cuidador a Driss, un inmigrante de barrio marginal y recién salido de la cárcel. Aunque al inicio no se llevan bien, ambos logran convivir con sus diferencias musicales, formas de hablar y de vestir, entre otras. Estos dos mundos enfrentados tendrán que aprender a sostener su amistad frente a las adversidades.

Quizás, la película que más cerca compite por el premio con Amour. Ha tenido una buena recepción de la crítica, sobretodo la norteamericana, que la ha comparado con clásicas películas como Rain Man y Driving Miss Daisy, como para demostrar que la Academia puede dejarse llevar por su encanto y carisma. Pero el verdadero apoyo está en la taquilla: es la película no hablada en inglés que más dinero recaudado, llegando a la cifra de 312 millones de dólares y superando a la japonesa Spirited Away, ganadora del Óscar a mejor película de animación. Sin dudas, es la candidata de los clásicos académicos que vean a la austriaca como muy oscura y dolorosa. Por si fuera poco, también cuenta con el apoyo de The Weinstein Company.

No (Chile)

No relata la historia del publicista René Saavedra, quien regresa a Chile, desde su exilio en México y comienza a trabajar en una de las agencias más importantes del país. Ahí se le ofrece participar en la franja televisiva de la campaña del No en el plebiscito de 1988. Con pocos medios, pero con mucha creatividad logra armar una campaña en contra de la dictadura encabezada por el general Augusto Pinochet, apelando a un discurso centrado en la alegría y la esperanza. La película narra las tensiones entre diferentes concepciones acerca de como enfocar la campaña que, en la vida real, coexistieron al interior del comando opositor.

Se hablaba de sus posibilidades reales en esta categoría hace semanas y esta pre-selección lo confirma, en un año donde las películas políticas se alzan como candidatas a los grandes premios (Argo, Zero Dark Thirty, Lincoln). La película ha sido adquirida por Sony Pictures Classics y cuenta con el respaldo de toda esa maquinaria que se ha dedicado a promover películas sudamericanas hace ya algún tiempo, además de muy buenas primeras críticas, que señalan una cinta “tensa, profusa en el humor negro y firme en todo momento”. Parece que inyectar humor a la política ha trae éxitos en Hollywood y Chile va en busca de primera nominación en la historia.

Sister (Suiza)

Simon, un niño de doce años, y su hermana mayor Louise viven en un pueblo desangelado en la falda de las montañas nevadas, cerca de un lujoso centro de esquí. Todos los días, Simon se dirige a la estación que está en lo alto, donde roba los equipos a los turistas para revenderlos a los niños del barrio. Simon ejerce en casa de cabeza de familia, a su edad, manteniendo a la bala perdida de su hermana gracias a este comercio de equipamiento deportivo que obtiene con sangre fría e ingenio. La anarquía reina en este hogar en el que los roles funcionan al revés. Un sistema de vida cogido con alfileres que al mínimo soplo de aire fresco puede caer.

La película suiza puede ser la primera gran desfavorecida de la supremacía europea en esta selección, pues se va considerando un logro haber llegado hasta acá en detrimento de la alemana Barbara o la española Blancanieves, que se quedaron fuera a pesar de tener muchas posibilidades y reconocimientos. La mayor opción de Sister es que cuenta con una distribuidora en Hollywood, Adopt Films, y han decidido darle mayor exposición a la película sin equivocar sus reales posibilidades en la carrera. Quizás todavía falte para que el cine suizo regrese a lo grande.

War Witch (Canada)

Drama bélico canadiense que se va hacia algún lugar del África subsahariana, donde Komana, una niña de catorce años, le cuenta al hijo que crece dentro de ella la historia de su vida desde que estuvo en la guerra. Todo comienza cuando es secuestrada por el ejército rebelde con tan solo doce años.

Gran esfuerzo de producción que llevó al equipo de filmación hasta el Congo, donde se tuvo que pedir permiso a las fuerzas militares para filmar la película en el lugar, War Witch es una película que nominada ya a dos premios de la prensa y sindicato independiente de Hollywood como opción extranjera y recoge admirables críticas, sobretodo para su actriz principal, ganadora del premio a la mejor actriz en la Berlinale. Se espera una mayor distribución de la película para conocer más recepciones, aunque parece estar sentenciada a quedar fuera.

Anuncios