Cartelera: estreno de la semana

Breaking Dawn: Part II
Después de haber sido traída de vuelta a la vida por Edward tras el parto, Bella comienza su nueva vida como vampiro —descubriendo sus nuevas habilidades y adaptándose a su naturaleza— y como madre de su hija Renesmee. De pronto, Irina, vampiresa miembro del clan Denali, llega a la casa de los Cullen para decretar las paces. Una vez allí, malentiende que la niña es inmortal; es decir, mordida y transformada en vampiro. Para los Volturi, considerados dinastía y policía de los vampiros en la Tierra para no ser reconocidos por los humanos, esto representa una traición a las normas, pues sus leyes prohíben la creación de niños inmortales ya que son impredecibles e imposible controlarlos.
Los Volturi utilizan la situación de Renesmee para preparar la batalla contra los Cullen. Estos últimos, en su afán por sobrevivir ante la fuerte amenaza y evidente desventaja que tienen contra los Volturi, empiezan una búsqueda y agrupamiento de otros clanes y nómadas vampiro para enfrentarlos. De esa manera se alían con los clanes Denali, Amazonian, Egyptian, Irish y Romanian, y otros nómadas americanos y europeos. Además, con la manada de lobos de su lado, le harán frente a la dinastía para demostrar su inocencia y libertad de una vez por todas.
Considerada una de las sagas más exitosas comercialmente en la historia del cine, ha recaudado, sin considerar esta última entrega, más de 2 mil millones y medio de dólares solo en taquilla, con una inversión total que no supera los 300 millones de dólares en realizar las películas. Además, sus actores protagonistas han inundado la cultura popular mundial, sobretodo la de juventudes abarrotadas por consumir la historia, y las películas han potenciado de manera casi absoluta el éxito de la versión literaria.
Quizás su talón de Aquiles más resonante es que no ha existido un consenso en la recepción crítica, académica y del público, interesados en el material cinematográfico con suficiente detallismo y laboriosidad, que refieren cuatro películas flojas, inertes y hasta ridículas. Comenzó con una división parcial, pues la primera entrega se hablo tanto de “narcisismo adolescente” como de “el encanto de la remodelación de los vampiros”, pero hacia esta última parte, trae consigo el lamentable “solo entrega al público objetivo lo que quiere”.
Sin embargo, las primeras impresiones de Breaking Dawn: Part II nos hablan de una película que se destaca sobre el resto. Así lo dice Roger Ebert, del Chicago Sun Times: “si miras toda la saga, aquí lo hacen tan bien como se podría haber hecho antes”. O Justin Chang, de Variety, que la denomina como “la entrega más memorable y emocionante de la saga. Es cierto que gran parte del mérito se deba a un largo, emocionante y asombroso clímax”. Pues, como dice Sara Stewart del New York Post, “finalmente alguien cogió el material original tan terriblemente escrito y dejó de tomárselo con tanta seriedad”.

Reflexiones de Cartelera

Sorprende a propios y extraños —aunque más a propios que pasamos semana tras semana recibiendo y revisando los estrenos—, que la única renovación de esta semana sea esta película, cuando de manera usual llegan a nuestras alicaídas y humildes salas hasta cuatro películas en promedio. El factor comercial puede motivar a una análisis ofuscado sobre la preferencia por este estreno mundial que seguramente llenará las salas hasta una tercera semana —imposible para películas de bajo presupuesto—, o también al poco interés de las distribuidoras en ubicar más películas cuando esta representa una competencia difícil de superar.
Sea lo uno, sea lo otro, de lo único que podemos estar convencidos es que el problema no es la falta de producciones para estrenar. Las últimas semanas, sin excepción, el número de estrenos no ha bajado de cuatro, e incluso han existido modificaciones para que esta cifra no sea superada. Sí llegan películas, incluso una gran cantidad de producciones peruanas se han proyectado en los últimos meses. Para la próxima semana se tientan los estrenos de hasta seis películas: la peruana Lima 13, What to Expect when you are Expecting, Hysteria, Seeking a Friend for the End of the World, Silent House y The Cabin of the Woods, aunque sepamos que por lo menos dos quedarán fuera. ¿No es abismal la diferencia con este semana donde solo tenemos una?
No es necesario buscar responsables, pues aquí el que tiene la última palabra es el proveedor. Si las grandes distribuidoras extranjeras ofrecen restricciones, los contratos tienen que firmarse. Así es como, por ejemplo, cuando una distribuidora local adquiere los derechos de una gran película comercial dispuesta a romper con las cifras de taquilla, debe comprar también producciones menores y estar obligado a proyectarlas. Negocios son negocios.
Dentro del malestar de algunos, podemos levantar el ánimo si observamos la cartelera actual y notamos la presencia de realizaciones tan sobresalientes como Skyfall, The Perks of Being a Wallflower, Argo, Frankenweenie y Margin Call todavía exhibiéndose en muchas salas de toda la capital. Al menos así siguen habiendo opciones. Por último, mirando hacia el futuro, durante el último mes y medio del presente año está programada la llegada de la esperada Life of Pi, el regreso de Quentin Tarantino con el western Django Unchained, el thriller de ciencia ficción Looper, la primera parte de The Hobbit, el regreso de Clint Eastwood en la actuación con Trouble with the Curve y las cintas de animación Wreck-it Ralph y Rise of the Guardians, entre otras más de veinte cintas.
El optimismo es lo último que se pierde.
Anuncios