Pañales para la España en crisis

  • La composición demográfica de España la hace un país con pocos niños y jóvenes.
  • A eso se le suman los estragos de la crisis económica que azota al país ibérico.
  • La tasa de desempleo es de 25%, de los cuales 52% son menores de 25 años.

Foto: d-news.blogspot.com

Un artículo de Nicolás Oyague
Kimberly Clark ha anunciado recientemente que dejará el negocio de pañales Huggies en algunos países del centro y oeste de Europa debido a las bajas tasas de rentabilidad que presenta. La economía, como ciencia, suele establecer relaciones entre distintas variables; sin embargo, ¿cómo encontrar el vínculo entre el abandono de la venta de pañales y la crisis española? Pensemos con calma.
La transición demográfica ha llevado a algunos países europeos como España a tasas estables; sin embargo, actualmente la población está concentrada en la edad adulta, entre 25 y 45 años principalmente. Esto significa que, a diferencia de otras etapas del crecimiento demográfico, España es un país de pocos niños y jóvenes. Proyecciones de largo plazo estiman que en 40 años la población mayor de 64 años pasará a representar el 30%. ¿Quedamos satisfechos?
Seguramente no. ¿Qué causa económica encontramos? Si observamos el crecimiento de España, notamos que en los últimos años ha tenido un crecimiento negativo de su Producto Bruto Interno (PBI), a excepción del 2011, año en que creció un insignificante 0.1%. La dinámica económica del país está muy relacionada con el gasto del gobierno. Sucede que, a diferencia del Perú, el Estado español gasta mucho dinero: 44.6% como porcentaje del PBI.
Por lo tanto, la recesión en la que se encuentra este año es reflejo del aumento de la deuda pública a partir del 2008, que llegó a 69% del PBI para el año 2011 y se prevé que pueda alcanzar el 90.5% para el 2013. A esto debemos agregarle las tasas de desempleo que han venido creciendo y hoy representan el 25%, de los cuales el 52% son menores de 25 años de edad. Es importante agregar, solo por curiosidad, que los mejores profesionales españoles, dado el riesgo de no encontrar trabajo en su país, migran llevándose el potencial aporte que pudieron darle. A esto se le conoce como ‘fuga de cerebros’ o de talentos. Finalmente, podemos sumar la crisis inmobiliaria producto de una burbuja de precios que reventó en el año 2008 y cuyos efectos han dejado grandes rezagos.
Entonces, ¿no se venden pañales por la falta de niños o por la situación económica? Es muy probable que sea una combinación de ambas; sin embargo, el tema de fondo aquí es cómo logrará España solucionar su crisis sin una política monetaria y una fiscal, la que tiene al país cual toro por las astas. La causa fundamental está en el alto gasto de gobierno que ha promovido una deuda pública casi inmanejable, cuyas consecuencias se encuentran en las altas tasas de desempleo, especialmente juvenil y, como olvidarlo, el mercado de pañales.
Anuncios