Un túnel del tiempo hacia el lejano pasado del Universo

Galaxia más joven jamás capturada en imagen, se calcula que está a solo 450 mi millones de años luz del Big Bang.
Foto: http://www.clarin.com

The history of galaxies – from soon after the first galaxies were born to the great galaxies of today, like the Milky Way – is laid out in this one remarkable image.” – Garth Illingworth, investigador principal del programa Hubble Ultra Deep Field.

(“La historia de las galaxias –desde poco después de que aparecieran hasta las grandes galaxias de hoy, como la Vía Láctea– está mostrada en esta extraordinaria imagen.”)

El telescopio espacial Hubble ha vuelto a hacer historia al componer, luego de diez años de recopilación, la imagen más alejada del universo que ha podido ser capturada por la raza humana, según informó la NASA anteayer. En ella se puede observar una galaxia que se ubica en la frontera de una etapa aun desconocida del cosmos.
La llamada Extreme Deep Field (XDF) es, en realidad, una construcción hecha a partir de 2 000 fotografías tomadas por el telescopio desde sus dos cámaras principales: la Advanced Camera for Surveys y la Wide Field Camara 3. Estas observaron una pequeña región del espacio en la que se ubica la constelación de Fornax (latín para ‘Horno’) durante los últimos diez años para componer lo que hoy es una secuela de la que, en su tiempo, logró el mismo récord: la Hubble Ultra Deep Field.
Al ser la velocidad de la luz de aproximadamente 300 000 km/s, lo que hacemos cuando observamos puntos lejanos del espacio es mirar hacia el pasado: captamos la luz emitida por las estrellas que llega a nuestra ubicación luego de haber recorrido las inmensas distancias del universo. De ahí, el término ‘año luz’, o la distancia que se demoraría en recorrer la luz en un año.
En la foto se puede apreciar una galaxia joven que, se calcula, estaría solo 450 millones de años después del Big Bang, lo que, en términos espaciales, es poco si se toma en cuenta que la edad del cosmos es de 13 700 millones de años.
Según el científico de la Universidad Johns Hopkins de Baltimore Wei Zheng, esta visión del pasado se encuentra rozando lo que se conoce como la ‘edad oscura’  del universo, aun desconocida para los científicos, cuando este pasó de ser un gran vacío y se comenzaron a formar galaxias, estrellas y cúmulos gaseosos.
“Esta galaxia es el objeto más distante que jamás hemos visto con un alto grado de confianza”, comentó Zheng, quien considera que este hecho permitirá estudiar cómo se comenzaron a formar los primeros cuerpos celestes.
“El universo temprano fue un tiempo de dramático nacimiento para galaxias que contenían estrellas azules mucho más brillantes que nuestro Sol. La luz de esos eventos pasados recién está arribando a la Tierra ahora, por eso la XDF es un túnel del tiempo hacia el lejano pasado, cuando el universo era solo una fracción de su edad actual”, ha dicho Garth Illingworth, investigador principal del programa Hubble Ultra Deep Field cuya cita abre este artículo.

EL HUBBLE

El telescopio cuyo nombre fue inspirado en el astrónomo estadounidense Edwin Hubble fue puesto en órbita el 24 de abril de 1990. Su peso es de 11 toneladas y gira en el espacio a 600 kilómetros de altura, demorado solo 97 minutos en dar una vuelta completa al planeta Tierra.
Al remontarse a los orígenes del universo, la luz emitida por la galaxia más joven capturada en la XDF tuvo que viajar más de 13 000 millones de años luz, lo cual ubica su brillo en un diezmillonésimo de lo que el ojo humano puede captar. Así también, se encuentra en el límite inferior de lo que puede ser percibido el Hubble, por eso este requirió, además de la ayuda del telescopio infrarrojo Spitzer, de más de 500 horas de exposición.
Además, para detectar una luz tan poco brillante, los científicos de la NASA tuvieron que utilizar el efecto de lente gravitacional, mediante el cual cuando un cuerpo de gran masa se interpone entre un objeto y el telescopio, la curvatura del espacio que aquel genera, desvía y concentra el nivel de luz incidente de este.
La XDF tendrá su sucesora cuando entre en funcionando el sucesor del actual telescopio, el ‘James Webb Space’, previsto para salir a órbita en 2018. Con esto se pretende estar un paso más allá en la observación del fascinante cosmos.
Anuncios