Una victoria que siempre debió ser victoria

La ‘foquita’ anotó dos goles y fue figura (Foto:AP)

Perú tenía en frente a Venezuela. La historia jugaba a favor: Nunca habíamos perdido contra Venezuela en casa por clasificatorias. Perú venía de ceder puntos contra Colombia en casa, no había margen de error. Con todos los titulares aptos, la selección nacional formó con un 4-4-2 que salía a buscar un partido ganable en teoría.  El rival, por su parte, venía con la mejor selección de su historia, un equipo bastante táctico que podría hacer daño.
El partido empezó con el Nacional lleno. En los primeros minutos el partido iba de cancha en cancha. Al promediar los diez minutos Perú empezó a tener la pelota y con eso iba metiendo a Venezuela en su cancha. A la media hora del juego, Perú manejaba el balón sin encontrar el último pase, lanzaba ese pelotazo improductivo con Venezuela aún en su cancha. El tiempo pasaba y la ‘blanquirroja’ recuperaba rápido,  seguía con la posesión cada vez más cerca del arco de Vega. La típica injusticia en el fútbol, una falta tonta cerca del área a cinco del final y tiro libre para Arango. El árbitro hace repetir el remate y llega el primero para Venezuela: un zapatazo fuerte al palo del arquero y Fernández que no voló nunca. Final del primer tiempo, la visita gana sin saber por qué.
Salen ambas selecciones sin cambios, Guerrero sigue en cancha a pesar de salir cojeando.  Perú con otra actitud salió a treparse. Un lateral por izquierda de Yotún, un pivoteo de Pizarro, un sombrero de Ramirez que deja a tres rivales echados y Farfán la toca suavemente por un lado del arco de Vega. Perú 1 Venezuela 1. Guerrero cae lesionado y entra Carrillo y la formación cambia en nombres: Farfán va de segunda punta y Carrillo quede en un lado. Casi 60 minutos y un nuevo lateral por izquierda, esta vez para Cruzado que, sin demorar y sin prisa, pone un espléndido pase al vacío, Jefferson gira y le da la vuelta al partido. Perú 2 Venezuela 1. Minutos después, la ‘vinotinto’ buscaba fútbol y saco a un volante de marca y metió al creativo Gonzales. Sichero va con los toperoles arriba y con doble amarilla deja a Venezuela con 10. Perú sigue cómodo y cambia a Revoredo lesionado por Guisasola, los visitantes hombre por hombre:  Miku por Fedor. Perú lo manejó siempre y Venezuela inofensivo, no llegó. Lobatón entró por Farfán y cambiaría la formación: una especie de 4 – 5 – 1 con el que Markarian exigía la pelota.
La selección ganó con comodidad. Venezuela nunca propuso y Perú sin un gran juego supo manejarlo, el premio para la actitud de ir para adelante. Farfán fue figura, tanto como Vargas que corrió toda su banda, toda la línea de defensa estuvo pareja. Tanto como Rodriguez no sintió esos 8 meses sin jugar, Zambrano demostró porqué con 21 años es titular en la Bundesliga. Tanto como ‘Cachito’ y Cruzado que hicieron su trabajo sacrificado de marca y armado. Perú gano bien, quizás como debió ganar: teniendo la pelota y concretando las que tenga, recuperando rápido, fue el mismo Perú de local (Ante Paraguay dio resultados y contra Colombia nos ganó la presión). Esta vez no nos ganó la presión, esta vez hemos ganado bien.
Con este triunfo, salimos del fondo de la tabla clasificatoria: pasamos a Bolivia (perdió 1 – 0 contra Ecuador) y a Paraguay (perdió 3 – 1 contra Argentina). Nos ubicamos séptimos y esperamos en casa a Argentina. Perú demostró que sigue vivo, como antes del partido contra Venezuela, como después del partido contra Argentina.
Anuncios