Intelectuales piden Nobel de la Paz para pueblo de Siria

Foto: EFE

A propósito de la Guerra Civil que existe en Siria, un conjunto de intelectuales activistas, en su mayoría franceses, e inspirados en artistas sirios, han elaborado un mensaje difundido por Internet que pretende explicar razones y generar firmas que apoyen la posible premiación del pueblo de Siria como Nobel de la Paz, en la entrega anual de dicho galardón el 10 de diciembre en Oslo, Noruega.

El manifiesto se centra en diferentes motivaciones por las cuales se considera a los ciudadanos sirios como candidatos, en conjunto, de un premio que representa en la sociedad un sinónimo de no violencia, igualdad y fraternidad. Como se recuerda, la nación de Siria vive desde el año 2011 una Guerra Civil que enfrenta a personas y gobernantes dictatoriales, promoviendo la creaciones de grupos de terror que lleven a la fuerza armada sus reclamos por abusos y barbaries que representan un completo atentado de los derechos humanos.

Las influencias de este grupo activista, donde destacan académicos, escritores, doctores, sociólogos y poetas, son artistas sirios como Omar Edelbi, escritor y poeta; Subhi Hadidi, crítico literario; Yassin Al-Haj Saleh, escritor; Samih Shqeir, músico; y Fares el-Helou, actor. Sus trabajos han sido catalogados como inspiración para este manifiesto que, de forma más literaria que estadística, recoge la apreciación de una corriente en contra del régimen actual de ese país.

“TIEMPOS OSCUROS LE ESPERA AL PUEBLO SIRIO”

La preocupación principal que motiva la iniciativa de este grupo es buscar de alguna manera un incentivo y un reconocimiento mayor para un pueblo “oprimido” que se ha mantenido “fuera de la violencia” a pesar de todos los atropellos en su contra, con vías a “impedir que la permanencia del gobierno dictatorial incentive aun más que el pueblo tenga que alzarse masivamente en armas”, anuncia y denuncia el manifiesto.

No ha existido otro caso en el que un premio Nobel de la Paz (y en general, ningún otro) que se entregue a una comunidad o población entera de personas. Por lo mismo, el grupo activista señala que “las civilizaciones mundiales otorgan medallas militares a ciudades enteras”, planteando la interrogante sobre por qué no hacerlo con tributos pacíficos para “crear el motivo de lucha por la libertad”.

El comunicado específica que “tiempos duros” tocarán la puerta del pueblo sirio, “y sería una muestra de respeto y admiración por el coraje de la gente en Siria para afrontar con tanta humildad y paz estos momentos (…) el Comité del Premio Nobel de la Paz está en el rol de reconocer como un momento histórico a la causa de las personas en Siria”.

NUEVO ENVIADO

Lakhdar Brahimi, ex ministro de Relaciones Exteriores de Argelia, es el nuevo enviado especial de la ONU para este país en conflicto, quien mencionó en las últimas horas que “hablar de guerra civil en Siria no es real, lo que hay son crímenes de terroristas con el pueblo sirio que perpetran bandas armadas salafistas apoyadas por otros países”.

A pesar de ello, el presidente francés, Francois Hollande, con quien Brahimi sostuvo diálogo, indicó que “no existirá paz en Siria hasta que al Asad no abandone el cargo”. Ambos compartieron la opinión sobre una necesidad fundamental de transición política para superar las dificultades que asola el país árabe.

Lakhdar Brahimi, nuevo enviado especial de la ONU (Foto: Reuters)

Anuncios